Puños cerrados

... y ojos flamígeros

Respiracion

Forma de realizarlo

En posición del jinete, el practicante sujeta los puños firmemente contra su cintura o costado con los codos hacia dentro. Seguidamente saca un puño y después el otro, manteniendo los músculos firmes y la mirada sería y de enfado. El ejercicio por sus características de cambios de mirada, libera y dispersa el Hígado, consiguiendo una mayor relajación de estos órganos, cuya acción se ve mejorada en la digestión.

Beneficios

Aumenta la fuerza muscular.

El ejercicio por sus características de cambios de mirada, libera y dispersa el Hígado, consiguiendo una mayor relajación de estos órganos, cuya acción se ve mejorada en la digestión.

El qi del hígado "ensancha el yang y despliega el yin". Se regula la energía generada con los ejercicios precedentes transmitiéndola a los músculos.